Como pueden ver en la imagen, ya es hora. Sí, ya es hora de Sharknado.

La franquicia es una suerte de milagro: estrellas de serie B, en una película de serie B, con algunas actuaciones de serie C y una premisa lo suficientemente loca como para volverse de culto: de pronto, una gran cantidad de tiburones es absorbida por un tornado y así, es creado el fenómeno atmosférico más mortífero de la historia.

Desde luego, con cada secuela, la premisa se volvió cada vez más inusual e irracional, para beneplácito de los fans. Y es que hay que reconocerlo, han sido cinco películas muy divertidas.

El título completo del capítulo final de la saga es The Last Sharknado: It’s About Time, que podemos traducir como El Último Sharknado: Ya Era Hora. Y es que la franquicia siempre ha estado a favor de burlarse de su propio mundo.

Aunque no queremos que termine, ya queremos ver el otro evento cinematográfico del verano. El primero fue Avengers: Infinity War y el siguiente es The Last Sharknado. Algo nos dice que lloraremos más con la segunda, cuando se estrene, el 12 de agosto de este año a través de SyFy.