Originalmente, los fans querían que Black Widow fuese la primera mujer del universo Marvel en tener su propia película, incluso antes de que se anunciara que Warner pretendía hacer lo mismo con Wonder Woman. Después de mucho tiempo y peticiones, el proyecto se convirtió en una realidad, aunque quedaba un cabo suelto: la persona que llevaría la dirección.

Obviamente, para contar la historia de la espía, se necesitaba la voz de una mujer. De entre las candidatas, entre las que se contaba a Maggie Betts (Novitiate), Amma Asante (A United Kingdom)y Kimberly Peirce (Carrie), además de quien finalmente se quedó con el trabajo: Cate Shortland (Lore).

La directora australiana será la encargada de llevar la historia de la espía rusa a la pantalla. No se sabe exactamente cuál será la trama de la cinta, pero en teoría se desarrollará un poco antes de los eventos de la primera película de The Avengers. Los orígenes de Natasha Romanoff fueron explorados ligeramente en Age of Ultron, cuando Wanda Maximoff usa sus poderes mentales contra los integrantes de Los Vengadores y presenciamos cómo era el entrenamiento de las agentes en el Red Room.

El que la historia esté situada antes de Los Vengadores podría darnos una idea acerca de quiénes sobrevivirán durante Avengers 4. Y es que es muy probable que nadie del equipo original logre vivir en el desenlace, pues se espera que la cinta sea un parteaguas para el resto de las fases de este universo.

Aún no hay una fecha de estreno para Black Widow. Scarlett Johansson regresará para encarnar a la espía integrante de S.H.I.E.L.D. y Los Vengadores.