Después de mucha especulación, la siguiente película de Quentin Tarantino ya tiene el apoyo de un estudio.

Aunque las películas del director siempre fueron para The Weinstein Company, los recientes y escandalosos sucesos de las últimas semanas hicieron que el director abandonara cualquier tipo de trato con ellos. Entonces, comenzó una suerte de subasta, en la que los estudios presentaron sus mejores ofertas a las condiciones que impuso Tarantino. Sony Pictures salió triunfador.

Además de que el director recibirá parte de las ganancias de la película antes de impuestos, también tiene la palabra final en cuanto a la edición. Eso quiere decir que si en Sony quieren cambiar algo, tienen que consultar primero a Tarantino.

La cinta, de la que no hay muchos detalles, estaría situada en 1969 y en teoría, involucra los asesinatos cometidos por Charles Manson. Entre los actores que al parecer han hablado con Tarantino están Leonardo DiCaprio y Brad Pitt, quienes ya han colaborado con el director. Un tercer nombre, bastante atípico, es el de Tom Cruise. Aunque, si lo pensamos un poco ¿Interpretaría a un tipo encantador, parte de un culto y que parece estar mal de la cabeza? Tal vez no sea tan mala opción.

Además del trío de actores, desde que se anunció el tema de la cinta se propuso a Margot Robbie para interpretar a Sharon Tate, posiblemente la víctima más famosa de La Familia y quien en esos días, era la esposa del director Roman Polanski.

Sony tendrá los derechos mundiales de distribución de la cinta, que se estrenará en 2019.

Vía Deadline