Por Dr Beltrán

El deseo de conocer el futuro ha sido popular, a lo largo de la historia, entre reyes, emperadores y jefes de Estado. Estos personajes han ido en busca de las palabras de pitonisas, médiums y adivinos para predecir su fortuna y salud. Uno de los mayores enigmas ha sido conocer la fecha y algunos detalles de nuestra muerte o de nuestros enemigos. En la medicina no hay absolutos, por lo que nada está escrito, pero entonces me viene a la cabeza la historia del gato Oscar. Este felino, nacido en 2005, es residente del Centro de Rehabilitación en Providence, Rhode Island, Estados Unidos. Hace algunos años saltó a la fama, les contaré porqué.

El gato Oscar
El gato Oscar

El centro hospitalario atiende, en su tercer piso, a ancianos enfermos. Casi todos padecen algún tipo de demencia como Alzheimer o Parkinson. Es aquí donde Oscar hace sus rondines, deteniéndose para oler y observar a los pacientes. Pronto se dieron cuenta de que sólo se acurrucaba y permanecía en la cama de los pacientes que fallecían pocas horas después. Esto lo hizo por primera vez con una paciente enferma con trombosis en la pierna. Poco a poco los médicos se dieron cuenta de la "facultad" del gato para predecir la muerte de estos ancianos y comenzó una "racha". 10, 11, 12 y más pacientes murieron y Oscar estaba ahí. Su precisión, de alrededor de 25 casos consecutivos reportados por el New England Journal of Medicine y el Dr David M. Dosa, llevó al personal a instituir un nuevo e inusual protocolo: una vez que se descubra que el gato Oscar duerma con un paciente, se debe llamar a los miembros de la familia para notificar que se encuentra en un estado de muerte inminente.

Esta historia me hace pensar en la secuela del libro The Shining, titulada Dr Sleep, ambas de Stephen King. En Dr Sleep, Danny Torrance trabaja en un asilo donde vive un gato clarividente que puede sentir cuando la gente está a punto de morir. El propio King ha dicho que Oscar sirvió de inspiración para el relato.

También pienso en Cat's eyes, de 1985, otra producción basada en las historias de Stephen King. Aquí vemos a James Woods en el papel de un alcohólico acompañado de Drew Barrymore y de un gato sospechoso. Vean la peli y los reto a encontrar todos los guiños (o referencias), de otras historias de Stephen King, como un perro similar a Cujo, un auto Plymouth Fury del 58 y el libro de Pet Sematary.

Les dejo un texto, en inglés, que explica a detalle la historia del gato Oscar. Click aquí.