Si mantenían la esperanza de que Game of Thrones llegaría en 2018, Sophie Turner tiene malas noticias para aquellos que esperaban la última temporada de la serie, en la que seguramente veremos una guerra interminable entre los White Walkers, los Targaryen (sí, "los"), los Stark y los Lannister.

En una entrevista con Variety, en la que la actriz que interpreta a Sansa Stark habló de sus escenas favoritas en la temporada anterior, que implican a Littlefinger (no voy a hacer el spoiler). Además de ello, reveló que la producción de la octava temporada comenzó en octubre de este año y que quedan seis o siete meses de filmación.

¡Seis o siete meses! Antes de seguir, tenemos que considerar que el rumor es que cada episodio de la temporada final tendrá la extensión de una pequeña película. Consideren la duración de los capítulos de Sherlock y podrán darse una idea, así que es posible que ese rumor resulte ser la verdad.

Por otro lado, cuando se habló de su participación en Dark Phoenix, la siguiente película del universo X-Men, enumeró las fechas de sus proyectos y dijo: "Game of Thrones se estrena en 2019, Dark Phoenix sale en noviembre..."

Sí, 2019. Si tomamos en cuenta los seis o siete meses que les quedan de filmación, terminarían en mayo de 2018. De ahí, la postproducción podría tomar otros cuatro o cinco meses, debido a la gran cantidad de efectos visuales que hay que añadir y Thrones nunca se estrena en los últimos meses del año.

Lo más probable: abril-mayo de 2019. HBO no ha publicado una fecha oficial, pero no esperen sentados.