Por Dr Beltrán

En entregas pasadas de esta columna hablamos sobre el riesgo que representa el canibalismo por enfermedades como el Kuru, una rara enfermedad por Priones que ocurre cuando las tribus primitivas de Papua Nueva Guinea se comen los cerebros de sus familiares muertos a manera de ritual mortuorio.

http://www.morbidofest.com/archivos/13312

Los estudios sobre las tribus primitivas han dado otras conclusiones, pues esta enfermedad por Priones ha dado un vuelco inesperado. En una publicación reciente de la revista Nature se ha dado a conocer que la práctica de comer los cerebros de sus ancestros pueden haber contribuido al desarrollo de un gen que protege contra enfermedades como el insomnio fatal, y por qué no, hasta llegar a hablar de una mejor comprensión de las enfermedades de Alzheimer y Parkinson. Dentro de las muchas posibles explicaciones para la formación de los zombies, la teoría de la infección por “partículas malévolas de DNA”, o Priones que causan una variante de la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, o Encefalopatía Espongiforme Bovina conocida como la “Enfermedad de las Vacas Locas”; la enfermedad Espongiforme Bovina cobró importancia después de un brote en las vacas inglesas en los 90’s, infección que ameritó de miles de reses sacrificadas por el miedo de contagio humano con el consumo de carne contaminada.

CJ

 

4345-944-550

 

La Enfermedad de las Vacas locas fue por primera vez descrita en 1920 por el Dr. Hans-Gerhard Creutzfeldt (médico nacido en Hamburgo, Alemania, especializado en Neurología y Ciencias Neuropsiquiátricas) y el maestro en Neurología el Dr. Alfons Maria Jakob. Los síntomas de este padecimiento incluyen datos de demencia o alteraciones de la personalidad, pérdida de la memoria, el juicio y el pensamiento, problemas de insomnio, depresión y alteraciones de coordinación muscular. Los infectados que progresan en una etapa más avanzada muestran un deterioro mental, el cual se agudiza presentando contracciones musculares involuntarias llamadas mioclono, así como también la pérdida del control de los esfínteres y una gran gama de  graves síntomas neurológicos.

tumblr_lrq7womny21qzcf71o1_500

 

Recuerden que en la película "Zombieland" todo el apocalipsis de los no vivientes comienza por comer una hamburguesa contaminada. Ésta es una de mis películas favoritas sobre los zombies, por los personajes muy divertidos con Tallahassee interpretado por el experimentado actor Woody HarrelsonWichita como la guapísima Emma Stone, y con un protagonista que nos explica las reglas que debemos seguir si queremos sobrevivir, encarnado por Jesse Eisenberg: si bien no se dice que sea la Enfermedad de las Vacas Locas la responsable de todo esto, sí es la única enfermedad que puede causar estos efectos.

https://www.youtube.com/watch?v=XU_5q_vFaQM

 

(l to r) Jesse Eisenberg, Emma Stone, Abigail Breslin and Woody Harrelson star in Columbia Pictures' ZOMBIELAND.

zombieland-movie-stills04

 

Los nuevos estudios muestran que mientras que los seres humanos y todos los demás animales vertebrados en el mundo poseen un aminoácido llamado Glicina, los habitantes de la Tribu de Papua han desarrollado un aminoácido resistente, llamado Valina. Cuando los científicos hacen pruebas en ratones para recrear la anomalía genética de diferentes enfermedades por Priones encontraron que después de varias generaciones de ratones alimentados con cerebros de otros ratones de su misma especie, éstos desarrollaban proteínas priónicas mutantes, que los hacen resistentes a enfermedades como las mencionadas; esta nueva información podría proporcionar una pista vital para una posible vacuna y la salvación de la humanidad.

Por lo anterior podemos concluir que sabemos que existe riesgo en comer carne humana, en especial los cerebros, pero esta práctica (después de muchas generaciones) puede ayudar a evitar infecciones por Priones.

Nuestra capacidad de entendimiento sobre estas enfermedades neurológico-infecciosas aún está en desarrollo, pero pronto veremos recompensados los años de estudio.

ronald-mcdonald-zombie