Este es un año determinante para el cine de horror y fantasía. La película con más nominaciones a los Oscar es La Fuerza del Agua, una historia anclada en el horror. Además, Get Out, dirigida por Jordan Peele, es un ejemplo perfecto de que no hay reglas en el horror y que, además de causarnos escalofríos, pueden ser el conducto para hacer comentarios sociales sin llegar a predicar. La calidad de la película le valió cuatro nominaciones a los premios de la Academia.

En una entrevista con The Hollywood Reporter, Peele habló del trabajo detrás de la película y cuánto tiempo tardó en hacerla una realidad. Y entonces, surgió la pregunta: ¿qué tan posible es una secuela? Su respuesta fue:

Puedo decirte que de verdad lo consideraría, amo ese universo y siento que hay más cosas por contar. En este momento no sé qué es, pero hay algunos cabos sueltos si están familiarizados con la película, cabos sueltos que quieren ser atados.

Los cabos sueltos pueden referirse a que es posible que el Proceso Coagula, usado para trasplantar el cerebro y personalidad de los blancos millonarios a cuerpos de los afroamericanos secuestrados, podría estar en manos de otros médicos. Además, hay que recordar a todos los pacientes que ya pasaron por la operación.

Sin embargo, Peele también dijo:

Pero no me gustaría hacer una secuela solo por hacerla (...) Me tomó ocho años escribirla, así que es una película de 10 años. Aún así, necesitaría tener una historia en la que nos superemos a nosotros mismos

Aunque la secuela no es tan necesaria, el que Peele esté dispuesto solo si pueden aumentar la calidad de la nueva cinta, es el mejor acercamiento que puede haber.

La ceremonia de los Oscar se transmitirá el domingo 4 de marzo.