El cine de género logró sobresalir en 2017 gracias a diversas cintas que aprovecharon el terror, el horror, la fantasía y la ciencia ficción para contar historias originales que fueran más allá, estos géneros cinematográficos funcionaron como eficaces herramientas para construir películas cuya calidad las hizo sobresalir e incluso ser consideradas entre lo mejor del año, tal es el caso de ¡Huye! (Get Out) que ha estado presente en la actual temporada de premios a lo mejor del cine y que ahora llega a los Premios de la Academia como nominada en cuatro de sus categorías más importantes.

¡Huye! ha sido nominada al Óscar por Guión Original, Director, Actor y Película. Jordan Peele hizo un trabajo realmente notable en la dirección y supo combinar el terror clásico con el racismo, la actualidad política estadounidense  y el humor negro para darle forma a una historia sumamente original. Por su parte, Daniel Kaluuya toma el peso de la historia sobre sus hombros con su brillante interpretación que en muchos momentos deja sin aliento o sin saber qué pasará a continuación.

¡Huye! sale adelante gracias a un guión bien estructurado a partir del cual se desarrolla una historia con un buen ritmo que en cuanto comienza a subir de intensidad simplemente no para y se convierte en una montaña rusa de emociones que te atrapa por completo, manteniéndote atento a cada una de las cosas que suceden en un entorno aparentemente normal que se sumerge en la locura. Con su ópera prima, el director nos regala una película casi perfecta que es tan entretenida como aterradora; aquí no es necesario que un monstruo aparezca para asustarte, pues lo que da miedo es ver hasta dónde es capaz de llegar un ser humano con tal de preservar su propia existencia.

Con una atinada mezcla de suspenso, horror y humor políticamente incorrecto en todos los sentidos, ¡Huye! refleja perfectamente una lamentable realidad que todavía se vive en Estados Unidos y también funciona como un retrato de cierto sector de la sociedad estadounidense en la era Trump. Esta cinta ha puesto incómodos a muchos, por momentos provocará algunas risas, escandalizará a unos cuantos por diversas razones y dejará pensando a varios; todo esto mientras se burla de manera inteligente de los blancos liberales con una buena posición económica.

No hay duda de que ¡Huye!  fue una de las grandes sorpresas de 2017, probablemente no gane ningún Óscar pero sus cuatro nominaciones son muy merecidas.