Aviso- este artículo contiene lenguaje fuerte o muy fuerte que podría ser ofensivo para algunas personas. Imágenes y videos inquietantes de interés médico.

Por Dr. Beltrán

La cirugía es una de las ramas de la medicina donde no solo se conjuga el profundo conocimiento de la anatomía, sino que además hay que entender los procesos que el cuerpo sufre durante y después del quirófano. Existen diferentes tipos de operaciones y un viejo refrán que dice “Grandes incisiones, Grandes cirujanos”, queriendo expresar que entre más grande sea la cicatriz, mejor era la operación realizada por el cirujano. En #DesdeElQuirófano hemos hablado de amputaciones y casi siempre nos hemos referido a las extremidades, pero en ocasiones es necesario quitar medio cuerpo, a esta operación se le conoce como hemicorporectomía.

Para que sea necesario realizar una resección de medio cuerpo tiene que pasar algo terrible. Las principales indicaciones son un cáncer agresivo de pelvis, cánceres de la médula espinal y los huesos de la pelvis. Otras razones pueden incluir traumatismos que afectan a la cintura pélvica, abscesos incontrolable o úlceras en la región pélvica de pacientes paralíticos que causan infección en la sangre o sepsis, además de otras enfermedades locales en las cuales una cirugía de eliminación de los órganos pélvicos como la vejiga, el útero y otros, llamada exenteración pélvica, no se habría eliminado tejido suficiente.

Fue Frederick E. Kredel quien propuso por primera vez la operación en febrero de 1951, al examinar un artículo sobre la exenteración pélvica. La primera hemicorporectomía fue intentada por Charles S. Kennedy en 1960, pero el paciente murió 11 días más tarde. J. Bradley Aust y Karel B. Absolon realizaron la primera con éxito en Minnesota en 1961.

Veamos este dato. En los Archivos de Medicina de Emergencia en 1989, se describe el caso de una mujer que sufrió un accidente por ser atropellada por un tren, siendo prácticamente partida en dos de la cintura hacia abajo; la paciente llegó a un hospital en un estado "plenamente consciente" y que diciendo que "era consciente de la naturaleza de su lesión y deseó una cirugía para su posterior tratamiento ". Fue estabilizada inicialmente y se sometió a tres horas de cirugía de emergencia, siendo necesario cerrar las arterias que llevan la sangre a las piernas, además de sacar un segmento del colon al exterior y reconstruir la vejiga con un segmento de intestino. Eso es básicamente una hemicorporectomía. Técnicamente es necesario también darle un soporte a la parte baja del tronco, para lo cual se utilizan los músculos de las piernas para poder generar con éxito una “base” para evitar que solo sea piel la que proteja el abdomen.

Les cuento un caso muy documentado en la red. Peng Shuilin es un hombre chino de 38 años, en 1995 fue atropellado por un camión y . . . bueno creo que ya saben esa parte, el caso es que se le realizó una hemicorporectomía y después de 2 años de rehabilitación con fisioterapeutas para el fortaleciendo de su tronco y miembros superiores, actualmente utiliza un corsé y prótesis para moverse mide 78 centímetros de altura y logró establecer su propia cadena de supermercados llamada Half Man Half-Store Price.

Moraleja: “Grandes incisiones, Grandes cirujanos”, pero no seríamos nada sin los rehabilitadores.