En el cine de género encontramos varios casos de películas que han estado a cargo de diferentes directoras que le han aportado cosas interesantes con sus diversas maneras de contar historias. El cine de terror y el thriller se han beneficiado de los estilos de realizadores que han encontrado las formas más adecuadas para crear cintas que han generado reacciones favorables y que vale la pena recordar antes de ver Venganza del más allá (Revenge) -cuyo estreno en cines está confirmado para el próximo 4 de mayo-, filme dirigido por Coralie Fargeat, directora que con su ópera prima relata la historia de una joven cuyo apasionado romance con un hombre apuesto se convierte en un auténtico infierno cuando el supuesto príncipe azul, junto a dos amigos suyos, lastima a la chica y la deja abandonada en el desierto al creerla muerta, sin contar con que regresará para llevar a cabo su propia cacería.

American Psycho (Mary Harron)

Esta historia causó cierto impacto y llamó la atención de muchos en el festival de cine de Sitges, así como en las salas en las que se exhibió. Poniendo en evidencia el materialismo que se da en algunos sectores de la sociedad, aquí se expone un mundo moralmente plano en el que la ropa vale más para las personas que su propia piel. Patrick Bateman es un sujeto soberbio y desequilibrado que cumple con todos los requisitos supuestamente necesarios para ser exitoso, desde ropa cuidadosamente diseñada hasta productos realmente costosos, él es prácticamente perfecto e intenta desesperadamente encajar en el adinerado mundo de Wall Street. Nuestro protagonista también tiene terribles instintos y una insaciable sed de sangre que lo llevan a la locura, así como a cometer actos atroces.

The Babadook (Jennifer Kent)

Se trata sin duda de una de las cintas de terror más sobresalientes de los últimos años. Seis años después de la violenta muerte de su esposo, Amelia tiene que criar a su hijo pequeño, el cual vive aterrorizado por la supuesta presencia de un monstruo que se le aparece y amenaza con matarlo junto a su madre. Cuando un inquietante libro de cuentos aparece en su casa, el niño se convence de que el Babadook es la criatura con la que ha estado soñando, sus alucinaciones empeoran y su conducta llega a ser tan impredecible como violenta. Amelia, cada vez más asustada, se ve forzada a medicar a su hijo, pero poco a poco empieza a sentir a su alrededor una presencia siniestra que le hace pensar que los temores de su heredero podrían estar bien fundamentados.

Near Dark (Kathryn Bigelow)

La historia sigue a un joven de un pequeño pueblo que se involucra con una familia de vampiros nómadas estadounidenses, en su momento fue parte de una serie de películas más serias sobre los seres chupasangre que se estrenaron durante los años 80. A pesar de no haber tenido éxito en recaudación en taquilla, las críticas que generó fueron muy positivas y con los años se ha ganado merecidamente el estatus de culto. El personaje principal lentamente se convierte en una criatura de la noche y parte de una raza sobrenatural que vaga sin rumbo, alimentándose con la sangre de los inocentes.

Pet Sematary (Mary Lambert)

A finales de los años 80 muchos fueron testigos de la espeluznante historia de la aparentemente normal familia Creed, que se muda a un tranquilo pueblo para tener una mejor vida. Todo cambia para los personajes centrales después de la muerte de su gato, al cual deciden enterrar en un cementerio de mascotas situado detrás de su hogar y en el que, según cuenta una leyenda, todo ser que es enterrado ahí vuelve a la vida. Al poco tiempo de lo sucedido, la mascota de los Creed regresa más violenta y a partir de ese momento se desata un horror que pocos esperarían.

Raw (Julia Ducournau)

Cinta que dio de qué hablar durante su paso por festivales de cine, incluyendo el de Cannes, donde ganó el premio FIPRESCI, y el Festival Internacional de Cine de Toronto, en el cual se reportó que algunos miembros de la audiencia no aguantaron la supuesta intensidad de la producción francesa y se desmayaron durante sus proyecciones. Narra la perturbadora historia de Justine, una joven de 16 años que es parte de una familia en la que todos son veterinarios y vegetarianos; desde su primer día en la escuela de veterinaria, Justine se desvía radicalmente de sus principios familiares y desarrolla un gusto insaciable por la carne como resultado ritual para nuevos alumnos. Esta interesante e intrigante película ha sido descrita como un relato “coming of age” que resulta macabro y sangriento.