Por Dr. Beltrán

El estudio y conservación de los cráneos se ha llevado desde la antigüedad. Existen pruebas de la existencia del culto a los cráneos desde la edad de piedra. Hay lugares en las que sólo se han hallado huesos o sólo los cráneos en tumbas rituales. También son numerosas las excavaciones donde detectan cráneos con numerosos orificios a los que llamamos trepanaciones. Pero todo esto sería desarrollado hasta el siglo XIX y aquí es donde comienza la historia.

El 24 de diciembre de 1801 el emperador Francisco II prohibe las conferencias de Franz Joseph Gall, investigador del cerebro, por que sus teorías conducirían al materialismo y atentarían contra los principios de la revisión y de la moral. Gall afirmó que las propiedades espirituales se deducen a partir de la forma del cráneo. Él fue un médico anatomista fisiólogo alemán que, influenciado por los estudios sobre la "Fisiognomía" de Johann Kaspar Lavater, se dedicó a investigar los rasgos psicológicos de los sujetos en relación a la forma de su cabeza y en especial de su cráneo.

SKULL

Gall pensaba que las funciones del cerebro se localizaban en la corteza cerebral, lo cual no era del todo equivocado y aunque la frenología está completamente abandonaba, debemos de considerar a Gall como uno de los más importantes anatomista del cerebro pues fue uno de los primeros en establecer el origen de los primeros pares craneales.

Hablemos ahora de la frenología. Fue una ciencia que se destacó por su racismo. Uno de sus postulados es que la forma de los huesos del cráneo se adaptan al cerebro y que, por lógica, al de la corteza cerebral de mayor tamaño y más activa. Se manifiesta con una por lo tanto cada órgano y cada comportamiento tiene su propia área en el cerebro a lo cual también se le denomina organología.

SKULL2

A partir de entonces Gall localiza alrededor de 27 caracteres básicos de los cuales sólo se confirmaría más tarde el del centro del habla en la región de la circunvolución frontal inferior del hemisferio dominante, que en la gran mayoría de nosotros es el hemisferio izquierdo.

Según la frenología las propiedades básicas recibían nombres muy específicos y algunas eran:

  1. Instinto sexual

  2. Amor filial

  3. Afecto, amistad

  4. Instinto de auto conservación

  5. Deseo de estrangulación y tendencia matar

  6. Astucia maña y sensatez

Etcétera etcétera etcétera . . .

SKULL3

Sin embargo, la frenología fue un intento “científico” de justificar el racismo. El argumento más fuerte en contra ella fue la propensión de sus practicantes a halagar a la gente de raza blanca y menospreciar las capacidades intelectuales de pobres mendigos, mestizos y gente de raza negra.

CESARELas ideas de la frenología serían ampliamente aceptadas incluso llevadas al terreno de la criminalística. Cesare Lombroso un médico y criminólogo italiano que desarrollaría una serie de teorías sobre los delincuentes. Se apoyaría en los estudios de Gall para afirmar que los delincuentes podrían ser el resultado de rasgos genéticos identificables, en asimetrías del cráneo, formas de la mandíbula, características de las orejas y algunos otros factores como la ortografía, el grado de civilización y factores sociales como la herencia de la población, tipo de alimentación posición económica y hasta la religión.

Por ejemplo se categorizó muchos tipos de personalidades con base en las características de las orejas o, por ejemplo, cuando Lombroso mencionaba que factores climáticos como el calor, favorecía que se cometieran homicidios. Lombroso llegó a postular los signos de inferioridad orgánica y psíquica de la siguiente forma:

1. Menor capacidad craneana

2. Mayor diámetro bizigomático

3. Gran capacidad orbitaria

4. Escaso desarrollo de las partes anteriores y frontales.

5. Contrastando con el gran desarrollo facial y maxilar (pragmatismo)

5.1.1. Abultamiento del occipucio

5.1.2. Desarrollo de los parietales y temporales

5.1.3. Frente hundida, etc.

6. La insensibilidad moral y la falta de remordimientos

7. La imprevisión en grado portentoso

8 Una gran impulsividad

SKULL4

Cesare Lombroso, fue en su momento director del Asilo de Pesaro, al norte de Italia y publicó L’uomo delinquente después de haber estudiado más de 6.000 casos de criminales. según Lombroso, los “pirómanos” tenían una cabeza pequeña, los salteadores de caminos eran muy velludos y los timadores solían ser fuertes. Lombroso también se basa en la  teoría de Darwin donde menciona que en las primeras sociedades, el deseo de matar era un rasgo adaptativo de los mejores cazadores. Este investigador es considerado como el padre de la criminalística moderna, algo así como el tatarabuelo de todos los CSI de la actualidad y junto con otros investigadores propondría la TIPOLOGÍA DE DELINCUENTES:

a) “Delincuente nato”, son la mayoría; criminalidad de patrimonio genético.

b) “Delincuente loco o alienado, “loco moral”, “perverso constitucional”

c) “Delincuente por hábito o profesional”

d) “Delincuente ocasional o primario”, influencia de factores del medio sociales

e) “Delincuente pasional” individuo de temperamento  “sanguíneo y nervioso”.

Aún hay muchas historias sobre este tema .... por lo que continuará en la siguiente publicación hablando sobre la psicografía.

SKULL5