Hay nombres dentro de la industria cinematográfica que tal vez no suenen muy conocidos para muchos pero que resultan demasiado importantes debido a sus aportaciones al cine y a la influencia que han tenido algunas de sus decisiones para la creación de películas que con el tiempo terminan volviéndose sumamente populares o que marcan una diferencia para algún género cinematográfico en específico, en el caso del cine de terror esto aplica a la perfección para Jason Blum, productor y fundador de la que es actualmente una de las compañías productoras más importantes que hay en el mundo, nos referimos a Blumhouse.

Ya ha pasado casi una década desde que Jason Blum y Blumhouse tomaron al mundo por sorpresa con el estreno de Actividad paranormal, una cinta indie de terror que se convirtió en la primera entrega de una popular franquicia cinematográfica y que marcó el camino que continuaría cimentando la productora al seguir la misma fórmula con otras franquicias igual de exitosas como La noche del demonio, Siniestro, La noche de la expiación y Ouija, además de ser responsable de la realización de títulos como The Lords of Salem, Eliminar amigo, La horca, Los huéspedes, Huye, Fragmentado y Feliz día de tu muerte, entre varios más.

El más reciente estreno en cines de parte de Blumhouse es La noche del demonio 4: La última llave (Insidious: The Last Key), la cuarta entrega de la franquicia que comenzó en 2010 bajo la dirección de James Wan y que funciona como una precuela de esa primera cinta, al igual que como una secuela directa de La noche del demonio: Capítulo 3. Esta vez, la demonóloga Elise Rainier, quien es capaz de ponerse en contacto con los muertos y luchar contra los espíritus demoniacos, enfrenta aterradoras apariciones que tienen lugar en Nuevo México, en su antigua casa. Con el objetivo de ayudar a una familia recién instalada, que sufre escalofriantes incidentes paranormales, Elise tendrá que enfrentarse a los espíritus y las fuerzas del mal que habitan el hogar en el que vivió durante su infancia.

Ahora que La noche del demonio 4: La última llave acaba de estrenarse en salas de cine en México y aprovechando que Blumhouse tiene diversos proyectos sumamente prometedores en puerta, tanto en cine como en televisión, en Mundo Mórbido tuvimos la oportunidad de platicar brevemente con Jason Blum acerca de la película ya mencionada, de la cual es productor, de distintos aspectos relacionados a su casa productora y de un par de proyectos más a cargo de la misma.

Elise Rainier es un personaje que ha estado presente en todas las películas de La noche del demonio, pero en La noche del demonio 4: La última llave se ha vuelto más importante, ¿qué pasa con ella en esta ocasión?

Ella comenzó siendo un personaje secundario hasta cierto punto en las películas anteriores, en esta nueva cinta ella está de vuelta y su rol es más importante, ahora podemos conocer más sobre su pasado cuando creció en un hogar complicado y se encontró con el mal desde joven, podemos entender mejor cómo fue que terminó siendo esa persona que hemos visto y por qué sabe las cosas que sabe.

¿Crees que La noche del demonio 4: La última llave sea la entrega más terrorífica de la franquicia hasta ahora?

Estoy seguro de que causará mucho miedo a quienes la vean, pero prefiero mantener el misterio y que lo descubran viéndola.

¿Para ti cuál fue la mejor parte de hacer La noche del demonio 4: La última llave?

Para mí la mejor parte es haber trabajado nuevamente con Leigh Whannell [guionista, productor, actor y director que ha participado en todas las cintas de La noche del demonio] y Lin Shaye [actriz que interpreta a Elise Rainier en la franquicia], hemos hecho muchas películas juntos.

¿En tu opinión a qué se debe que La noche del demonio sea actualmente una franquicia tan popular dentro del cine de terror?

El secreto es asegurarme de que cada historia siga siendo interesante y tratar de refrescar la franquicia para que cada nueva película no se sienta igual que la primera, se trata de tener al equipo correcto con directores, escritores, actores y equipos de producción cuyo trabajo asegure que la franquicia seguirá teniendo la misma calidad, incluso que sea mejor para que se mantenga vigente durante mucho tiempo.

Para mí las tres cosas más importantes, y que deben cuidarse más al trabajar en un nuevo proyecto, son la historia, la dirección y las actuaciones, siento que esos tres puntos son básicos para que un proyecto salga adelante.

Blumhouse ha tenido una presencia importante en la industria cinematográfica desde 2009 con el estreno de Actividad paranormal y ha seguido creciendo con el paso de los años, ¿cuál es el siguiente paso para continuar con ese crecimiento?

Vienen cosas muy específicas que hemos tenido en mente desde hace tiempo y en las que hemos estado trabajando, queremos hacer más proyectos que se sientan nuevos y muy diferentes a lo que hemos hecho. Estamos enfocados en hacer proyectos en los que las historias sean lo más importante, que se sientan frescas y que resulten atractivas.

 

Huye fue una de las películas que Blumhouse estrenó en 2017 y muchos la consideran una de las mejores del año pasado, ¿crees que pueda ser nominada al Óscar en la categoría principal?

Yo creo que sí, creo que la película tiene muy buenas posibilidades de llevarse nominaciones.

El cine de terror es muy popular en Latinoamérica, ¿has sentido esto con las producciones de dicho género de Blumhouse?

Latinoamérica en general es un mercado súper importante para nosotros, a nuestras películas suele irles muy bien en países latinoamericanos.

Uno de los próximos proyectos de Blumhouse es el reboot de Spawn, ¿qué tan avanzada va su producción?

Es una película de Todd McFarlane [creador del personaje], puedo decirte que el guión está a punto de quedar terminado y pronto estaremos trabajando de lleno en este proyecto.