rogue-one-final

En el tráiler final de Rogue One: Una Historia de Star Wars, todo lo que se había construido con los anteriores se descarta y deja ver que tal vez el rodaje extra sí estaba encaminado a cambiar el tono de la película.

Los primeros tráilers presentaban una historia sombría, con Jyn Erso en prisión y bastante ambivalencia en cuanto a su destino ¿Se volvería parte del imperio? ¿Seguiría con la Alianza Rebelde?

Otra de las cosas que en un principio se habían dejado fuera, era la presencia de Darth Vader en la historia. Después, por un segundo, apareció en otro de los avances y ahora lo pueden ver caminando amenazante antes alguien más.

Y, finalmente, el destino de Jyn no es nada ambiguo, se revela mucho del plan para robar los planos de La Estrella de la Muerte y tiene un tono más aventurero que cualquiera de los que aparecieron con anterioridad. Es decir, como dictan las tendencias, hay que revelar todo en los avances, porque la audiencia lo exige y es lo que hay que dar.

No nos malentiendan, el tráiler es bastante bueno. Pero vivir en la era en la que no queremos que nos sorprenda nada es bastante aburrido.