Por Doctor Beltrán

A lo largo de la historia, en especial durante la guerra, se ha tratado de descubrir una droga capaz de hacer que las personas no puedan mentir durante un interrogatorio, algo así como un suero de la verdad.

En el cine, la literatura y la cultura pop, el suero de la verdad es un producto recurrentemente utilizado. Como en la saga de Harry Potter o en películas como Meet the Fockers o True Lies. Casi en todas esas escenas usan tiopental sódico.

HPT

El desarrollo de nuevas drogas, que permitan tener un efecto en el paciente, requiere un proceso muy largo que empieza por una sustancia activa. Por ejemplo, nuestras culturas mesoamericanas tenían un amplio conocimiento de la herbolaria, sabían que plantas curaban y cuáles envenenaban. O en Europa, un hecho muy difundido fue que la planta Digitalis purpurea tenía efectos cardiovasculares, pero no fue hasta muchos años después que se logró una síntesis de la molécula que logra esos efectos: la digoxina.

Para hablar de un suero de la verdad, en particular del tiopental sódico, tenemos que hacer referencia a un grupo de medicamentos llamados barbitúricos. Estos fueron desarrollados alrededor de 1864, por el investigador alemán Adolf Von Baeyer. Al sintetizarlos, logró también la malonilurea, una mezcla de urea -un producto de la degradación de las proteínas con el ácido malónico que se obtiene de las manzanas, quizás de ahí sale la superstición del fruto de la bruja de Blancanieves, pero esa es otra columna-. Hay varias historias en torno al nombre de los barbitúricos, la más probable es que Von Baeyer y sus colegas, fueron a celebrar su descubrimiento en una taberna en la guarnición de artillería de la ciudad en la que celebran a Santa Bárbara, patrona de los artilleros. Otro dato interesante es que Baeyer fue galardonado con el premio Nobel por su contribución a la química orgánica.

pentothal

Volvamos a la mlonilurea. Se trata de una molécula que induce el sueño, tiene un efecto tranquilizante en enfermos psiquiátricos violentos, por ejemplo. El auge de estas moléculas fue tal, que se llegaron a sintetizar unos 2500 diferentes compuestos, pero sólo 50 se lanzaron al mercado con nombres como goofballs, luminal, nembutal, red devils, yellow jackets, pink ladies y muchos más.

A principios del siglo XX empezó la experimentación con la escopolamina, morfina y cloroformo, para inducir a un estado de "sueño crepuscular" durante el parto. Los médicos observaron que las mujeres respondían a las preguntas con precisión y excesivamente sinceras. Entonces, en el año 1922, se le ocurrió al ginecobstetra de Dallas, Robert House, que una técnica similar podría emplearse durante los interrogatorios de presuntos delincuentes. Entrevistó a dos de ellos bajo los efectos de escopolamina. Su culpabilidad parecía confirmada pero, bajo el uso de la droga, ellos negaron totalmente los cargos y, posteriormente en el juicio, fueron encontrados no culpables. La frase "Suero de la verdad" apareció por primera vez en un informe de prensa del experimento del Dr. Robert House en Los Angeles Record durante 1922. House publicó unos once artículos sobre la escopolamina entre 1921 y 1929.

pentotal

Regresando al Tiopental, se trata de un barbitúrico de acción ultracorta. Se ha utilizado comúnmente en la fase de inducción de la anestesia general. Después de la inyección intravenosa, la droga llega rápidamente al cerebro y causa pérdida del conocimiento dentro de 30-45 segundos. En un minuto, el fármaco alcanza un pico de concentración de aproximadamente 60% de la dosis total en el cerebro. A continuación, el fármaco se distribuye al resto del cuerpo, y en unos 5-10 minutos la concentración es lo suficientemente baja en el cerebro. En la medicina veterinaria, tiopental sódico se utiliza para inducir la anestesia en animales.

redskullPero los experimentos para que Red Skull sacara todos sus secretos al Capitán América no son producto del cómic, sino de los experimentos del Dr William Bleckwenn. Él fue un psiquiatra destacado con estudios sobre el Tiopental y su empleo para tranquilizar pacientes esquizofrénicos especialmente violentos, también descubrió que el Amital sódico intravenoso (Amobarbital), era eficaz en la producción de un "intervalo lúcido", en pacientes catatónicos en estado de incapacidad para comunicarse con el exterior, y que después de la aplicación del Amobarbital podían conversar normalmente, responder a las preguntas correctamente, moverse con agilidad y más, algo así como en la película de 1990 Awakenings o Despertarescomo la conocimos en México. El Dr. Bleckwenn publicó sus estudios por ahí de 1930 en prestigiosas revistas como Wisconsin Medical Journal, Journal of the American Medical Association y Archives of Neurology & PsychiatryBleckwenn hizo una carrera militar sus investigaciones sobre lo que denominó "narcoanálisis" o "narcosíntesis”, según cuenta la leyenda, en pacientes sanos para obtener información secreta.

“El suero de la verdad" ha sido utilizado por la Agencia Central de Inteligencia como se ve en los manuales de interrogatorio del Ejército de Estados Unidos y de la CIA, desclasificados por el Pentágono en 1996. En 1963 la Corte Suprema de Estados Unidos resolvió que las confesiones se producen como consecuencia de la ingestión de suero de la verdad eran "inconstitucionalmente coaccionado" y por lo tanto inadmisible.