Por Dr Beltrán

Seguramente, quienes me hacen el favor de leer está columna recordarán que conté la famosa historia los Pies de loto. pies1Recientemente, en algunas páginas de internet, ha circulado la historia de la cirugía de los pies de Cenicienta. Se trata básicamente de reducir el tamaño de los pies para "embellecerlos". En estas notas de la web, no sólo se muestra el procedimiento para hacer pequeños los pies, si no también para eliminar los defectos del hallux valgus, término médico para los juanetes (deformación de la primera articulación del pie, la articulación metatarsofalángica); y otra para corregir la deformidad conocida como dedos en martillo, que es un problema que ocurre al utilizar zapatos apretados, cortos y estrechos los cuales hacen que los músculos y tendones de los dedos se aprieten y se vuelvan más cortos. Si quieren ver un ejemplo de estas publicaciones de las que hablo, den click aquí.

pies 2

Este tipo de operaciones "estéticas" no me representan nada Mórbido, así que mejor les hablaré sobre la cirugía de Ilizarov. Nos transportaremos a la década de los setenta, al Instituto Ortopédico y Traumatológico Experimental Kniielot de la ciudad de Kurgán, al suroeste de la vieja Rusia Siberiana. Se trataba de un centro médico especializado en el que se atendieron a miles de pacientes rusos, pero fue hasta 1971 cuando obtuvo reconocimiento mundial por el caso del alpinista italiano Carlo Mauri. Este personaje sufrió un accidente, una fractura para la cual muchos médicos dictaminaron que una amputación era necesaria, pero el Dr Ilizarov, líder del Instituto, utilizó unos sujetadores externos para salvar su pierna. Este dispositivo recibió un certificado de autor y ha formado parte del tratamiento de muchos enfermos. Además, fue el inicio de lo que los ortopedistas llamarían tiempo después: compresión- distracción- osteosíntesis. Volviendo al Dr. Gavriil Abramovich Ilizarov, él experimentaba en humanos y algunos detractores dijeron que lo hacía en contra de todos los protocolos de seguridad y bajo el cobijo del partido comunista. Lo cierto es que hoy reconocemos sus éxitos y avances.

ilizarov

El Dr Ilizarov fue autor de 600 publicaciones y 208 soluciones médicas y técnicas, numerosos libros fueron publicados basados en su principal descubrimiento: la capacidad biológica general de los tejidos para responder a la distracción con el crecimiento y la regeneración, en este caso del hueso. A esto se le llamó Efecto Ilizarov. Este proceso se ha utilizado con éxito en miles de pacientes, pero también se ha realizado en sentido contrario. Algunos experimentos muy criticados fueron realizados en perros o directamente en humanos.

En las imágenes vemos el crecimiento, varios centímetros, del fémur de un perro. En otra vemos la modificación del hueso del perro para "deformarlo". Estos principios aplicados en humanos estuvieron encaminados a problemas muy específicos como talla baja en niños. A ellos se les colocaban estos aparatos en los huesos de la tibia y fémures, en las piernas. Se atravesaba el hueso con unos objetos similares a agujas o clavos y después se unían a un círculo externo que se estiraba gradualmente para que los huesos crecieran.

Lo explico. Básicamente el hueso (y teóricamente todos los tejidos), tienen la capacidad de seguir creciendo. Si hacemos una fractura en el hueso, el cuerpo mismo se encarga de "soldar". Este proceso de volver a formar hueso se conoce como osteogénesis, el cual actúa de forma sinérgica con varios factores como la elongación. El aparato que desarrolló el Dr Ilizarov permite "jalar" los huesos para que crezcan lentamente. De forma increíble, incluso se logra que los huesos "rotados" recuperen su forma y se enderecen. También se usa en dedos de las manos y brazos.

huesos4

Pero, vamos, no es tan fácil como decir- Mido 1.55, hagan todo esto para que quede de 1.80-. Estos principios médicos funcionan mejor en niños, bajo un tratamiento de varios meses, terapia física, dolor y cicatrices.

Otros padecimientos en los que se utiliza esta técnica pueden ser cuando una persona tiene una pierna más larga que la otra, o cuando el hueso sufre una curvatura congénita y esto genera una alteración para caminar.

EL Dr Ilizarov ganó el Premio Lenin de Medicina en 1978, algo así como el Nobel pero dado por la ex URSS. Hoy existe el Centro Ruso Ilizarov para la Traumatología y Ortopedia que muestra el trabajo del viejo instituto y su peculiar departamento 13, dedicado a enfermos con deseos de corrección cosmética más que funcional.

Si quieren ver un reportaje muy muy bueno, se los dejo con gusto: Ilizarov: El mago de los Huesos