El 14 de febrero es uno de esos días en los que uno se vuelve loco buscando la mejor manera de pasar un momento que resulte simplemente perfecto con esa persona especial a la que le ha entregado su corazón. Una muy buena opción ante este dilema a veces tan complicado es encontrar una película que proporcione un ambiente adecuado para pasarla bien y para aquellos que no gustan del típico cine romántico, y que son más de gustos mórbidos, tal vez lo suyo sea poner algo que cuente con la presencia de algunos monstruos.

Una de las muchas cosas que nos ha enseñado el cine es que los monstruos, sin importar su apariencia, también son capaces de enamorarse y que hay personas que pueden sentirse atraídas por ellos, de manera que puede llegar a surgir una conexión especial que genera parejas improbables, parejas que sólo pueden existir en esas películas que tanto nos gustan.  A veces es más fácil sentirse a salvo en compañía de los monstruos y el amor de estos puede ser muy grande.

Para que pasen un día del amor diferente, les recomendamos cinco películas protagonizadas por monstruos enamorados que los harán sentir muchas cosas mientras ven en pantalla las situaciones por las que pasan.

The Shape of Water

Una princesa sin voz, que no es precisamente la más bella del reino y que satisface sus propias necesidades masturbándose, pasa cada uno de sus días cumpliendo puntualmente la misma rutina y haciendo la limpieza en una instalación gubernamental a la cual llega una misteriosa criatura anfibia con la que posteriormente protagoniza una historia de amor en la que todos los espectadores desean que el monstruo se quede con la chica.

King Kong

Un arriesgado y ambicioso intento por filmar una película en un lugar exótico que parece ser la locación perfecta se convierte en toda una aventura en la que el grupo involucrado se encuentra con gigantesco gorila que es cautivado por la belleza de una bella actriz por la cual está dispuesto a dar su propia vida, este monstruo sólo quiere estar cerca de la mujer que le hace sentir algo especial y al final sufre un destino trágico. La cinta original de 1933 fue una de las primeras en mostrarnos cómo puede llegar a amar un monstruo.

Dracula

En su mayoría, las historias de amor que son protagonizadas por monstruos suelen terminar de maneras trágicas y ésta no es la excepción. Además de ser una gran película de vampiros y una de las grandes representantes del cine de terror, esta cinta es un verdadero drama con un amor trágico. Un príncipe sediento de sangre es objeto de una maldición que lo convierte en una criatura infernal, pero recupera algo de esperanza al reencontrarse con su amada, quien ha reencarnado cientos de años después de su muerte. La pareja logra unirse nuevamente, pero esa unión no dura mucho porque aún el amor inmortal puede encontrar varios obstáculos.

Låt den rätte komma in (Let the Right One In)

Aquí la pareja en cuestión está formada por un niño solitario que sueña con vengarse de sus compañeros que día a día lo molestan y por una niña que en realidad es un vampiro. Ella se muda al edificio en el que vive él, ambos comienzan una tierna amistad y poco a poco empiezan a necesitar el uno del otro. Esta joven pareja es tan tierna como perturbadora, lo que sienten es auténtico y no importa el origen de ella, lo único que importa es que ambos han encontrado en el otro a alguien que los proteja y ame sin importar lo que pase.

The Phantom of the Opera

Un teatro que guarda un espeluznante secreto es el escenario de la historia del amor enfermizo de un sujeto deforme que está obsesionado con una bella cantante a la cual quiere hacer su esposa, ella está enamorada de otro y se resiste a cumplir con los deseos de ese monstruo que hará lo que sea para tenerla a su lado. Aquí el amor se convierte en algo que atormenta y no es correspondido, pero a veces la belleza puede desatar la locura sin que sea esa la intención de quien la posee. Un monstruo enamorado también puede ser peligroso cuando no es correspondido.