Por Dr Beltrán

La primera operación que vemos en la serie The Knick, es una sangrienta cesárea con anestesia de la época y en un momento en el que el lavado de manos para los cirujanos, apenas comenzaba a popularizarse. Se trata de la serie del director Steven Soderberghque cuenta la historia del Hospital Knickerbocker en Nueva York durante 1900. Clive Owen interpreta al doctor John Thackery, un cirujano de The Knick. Todo comienza cuando él asume la jefatura de cirugía. Pero hablemos de la cirugía con la que empezamos.

wpid-the-knick-cinemax-poster

Por ahí del año 600, el rey Sabino de Roma prohibió enterrar a las mujeres embarazadas fallecidas sin antes haber extraído el feto de su vientre. En esos tiempos, todas las cesáreas se practicaban en mujeres que morían pues, al no practicar técnicas de asepsia, ni la madre ni el hijo sobrevivían.

Una de las primeras menciones acerca de este procedimiento pertenece a la mitología. La leyenda cuenta que Apolo extrae a su hijo Aesculapius, del vientre de la fallecida ninfa Coronis. Otro dios, Zeus, hizo que extrajeran por el abdomen de su amante Semele, a su hijo prematuro Dionisio y se lo implantaran a él en uno de sus muslos. Los emperadores romanos eran considerados descendientes directos de los dioses, por lo que decir que habían nacido de una cesárea, y madre e hijo sobrevivieran, era considerado un milagro. Hay una historia falsa que dice que el emperador Julio César nació de esta forma y por eso el nombre.

cesareaantigua

Se tienen registros de uno de los primeros casos de cesárea en una paciente viva. Ésta fue realizada por Giulio Cesari Aranzio en 1578. Aunque la madre falleció un mes después de la operación debido a fiebre puerperal, el niño sobrevivió. La medicina fue evolucionando, también los métodos quirúrgicos. Un buen avance fue la introducción de la suturación uterina por Max Sänger en 1882, pues permitía parar el sangrado que se producía del corte sobre el útero.

cesarea

Hoy se practican tantas cesáreas sin una indicación adecuada, que trae como consecuencia un aumento de las complicaciones propias de la intervención. Desde mi punto de vista, se ha abusado de este procedimiento.

Para terminar, ya como dato Mórbido final, les contaré rápidamente de una auto cesárea. El 5 de marzo de 2000, Inés Ramírez una indígena Oaxaqueña, se realizó una especie de cesárea después de un periodo de parto de 12 horas. Inés se sentó en un banco, bebió de una botella de alcohol para frotar (una especie un alcohol en el que se dejan a reposar diferentes tipos de hierbas para curar dolencias de las articulaciones), y usando un cuchillo de cocina se realizó un corte para abrirse el abdomen.

autocesarea