Por Roberto Coria

Este título no es propiciado por el debate encarnizado que ha causado "Batman contra Superman: el origen de la justicia" (Zack Snyder, 2016) que, en el más extremo de los casos, casi exige la sangre de sus artífices o que se les prohíba acercarse otra vez a una cámara de cine. Eso lo veía venir desde los primeros 20 minutos de la película. Lo hizo evidente la avalancha de críticas –negativas muchas- que aparecieron instantáneamente. En el extremo opuesto están quienes la defienden de la manera más entusiasta y que, incluso, se ofenden cuando osas señalar sus defectos. Finalmente ese es el precio de ser una cinta sobre la que reposaban las más altas expectativas, de cuyo éxito depende el futuro del tan tardío universo cinematográfico basado en los superhéroes de DC Cómics. A lo que realmente aludo es al choque casi natural entre sus protagonistas. Como ya he dejado establecido (http://www.morbidofest.com/archivos/51601), el defensor de Ciudad Gótica se mueve en el realismo más contundente. Claro, si por realismo tomamos a un millonario traumatizado que se disfraza para golpear delincuentes por las noches. El último hijo de Kripton, en cambio, procede de las estrellas. Ambos representan un duelo ancestral que sólo puedo equiparar con dos locomotoras que colisionan a toda velocidad: el pensamiento racional contra el pensamiento mágico.

BatmanvSuperman11

Esto fue tratado con maestría por el escritor y dibujante Frank Miller en la historia en cuatro partes The Dark Knigh returns, aparecida entre febrero y junio de 1986. Los autores del guión de la película que propicia estas líneas, Chris Terrio y David S. Goyer, admiten abiertamente su enorme y obvia influencia. Le agradecen incluso en los créditos finales. En el desenlace de una trama –situada en un mundo alternativo- que implica el regreso a la actividad del hombre murciélago, después de acabar con la amenaza de una peligrosa banda criminal y luego de eliminar a su enemigo más notable, debe hacer frente a su otrora aliado, quien se ha convertido en un vasallo del Imperio. Tal cual, atendiendo a la lógica y el sentido común, esta sería una batalla imposible de ganar. Es por ello que el justiciero enmascarado hace alarde de su ingenio y la enorme fortuna heredada de sus padres muertos. Y de la ayuda de sus adeptos, por supuesto. Para ello construye una impresionante armadura. Así, con paciencia y mucho dinero, derrota al titán, con una grandiosa sentencia final: “En los años por venir, en tus momentos más íntimos, quiero que recuerdes al único hombre que te derrotó".

BatmanvSuperman01

BatmanvSuperman02

Muchos podrán decir que esta pelea es innecesaria, parte de una moda. En toda la primera parte de Los Vengadores (Joss Whedon, 2012), los héroes consumen su tiempo y energías peleando entre ellos. En mi experiencia, del antagonismo surgen los lazos más poderosos.

BatmanvSuperman12

BatmanvSuperman09

Una mención honorífica merece la adaptación animada, dividida en dos partes, Batman, regresa el Caballero Nocturno, aparecida en 2012 y 2013, dirigida por Jay Oliva. Con todo y sus añadidos, el guión de Bob Goodman respeta la historia de Miller. Incluso el estilo visual trata de reproducir los dibujos del artista. En su versión original, Peter Weller –el mítico RoboCop- da voz al héroe oscuro, mientras Michael Emerson –egresado de la extinta teleserie Lost- a su sonriente Némesis.

BatmanvSuperman10

Sobre la película que motiva esta entrega, aunque reconozco y aplaudo sus aciertos –adoré a Jeremy Irons como un gruñón Alfred Pennyworth-, daré un veredicto simple: no me gustó. Para decirlo no me baso en cuestiones superficiales. Contra lo que pensaba –como muchos lo hicieron-, el desempeño de Ben Affleck y Gal Gadot fue satisfactorio. Si los avances no hubieran arruinado la sorpresa de la aparición triunfal de la Mujer Maravilla, habría gritado de emoción cuando ocurrió. Y antes que muchos digan lo contrario, leo cómics desde que tengo uso de razón y no soy defensor recalcitrante de Marvel Cómics. Para sustentar mi desagrado poseo numerosas razones, en las que no abundaré para no extender una controversia innecesaria.

BatmanvSuperman08

BatmanvSuperman15

Excesos, soluciones apresuradas e incongruentes –“soy amigo de su hijo”- y personajes irrisorios –el Lex Luthor de Jesse Eisenberg es insoportable con su actitud graciosa y exagerada- son sólo algunos de sus puntos en contra. Creo que no hay que tomarnos las cosas tan a pecho. Batman ha demostrado su capacidad de supervivencia a lo largo de su existencia. Superó –superamos- a Val Kilmer, George Clooney y Joel Scumacher. Sé que no faltarán las personas que los hayan disfrutado, lo cual es muy respetable. Eso es lo maravilloso de tener gustos diferentes y vivir en una época donde contamos con una infinidad de opciones; la apreciación de una obra depende íntegramente de cada uno de nosotros. Tengo 42 años de edad. Estoy seguro que en el tiempo que me queda de vida volveré a ver al Detective Oscuro encarnado por –cuando menos- dos actores más. Por lo pronto, ya veremos si la recaudación en taquilla –que es lo importante en Hollywood- permite que fructifique la intentona de DC Cómics: y vayamos a otra cosa.

BatmanvSuperman13

BatmanvSuperman14

-- 

Roberto Coria es investigador en literatura y cine fantástico. Imparte desde 1998 cursos, talleres, ciclos de cine y conferencias sobre estos mundos en diversas casas académicas del país. Es asesor literario de Mórbido. Escribió las obras de teatro “El hombre que fue Drácula”, “La noche que murió Poe” y “Renfield, el apóstol de Drácula”. Condujo el podcast Testigos del Crimen y escribe el blog Horroris causa, convertido ahora en un programa radiofónico. En sus horas diurnas es Perito en Arte Forense de la Procuraduría General de Justicia del que anteriormente era conocido como Distrito Federal.