Por Dr. Beltrán

Hoy hablaremos un poco sobre una de las enfermedades más desastrosas de la humanidad, la rabia. Tal vez muchos se imaginan esta enfermedad como lo que pasó en 28 Days Later, por ejemplo, donde se investiga un virus que podría ser el de la ira. A mi mente viene la película El Mal, protagonizada por Glenn Ford en el papel de un médico de campamento de obreros en donde, el gran actor José Elías Moreno es contagiado con rabia por un perro, que a su vez fue infectado por un gato.

La rabia es una enfermedad de tipo viral causada por un Rhabdoviridae, que ocasiona una infección al sistema nervioso central y que es prácticamente mortal. Algunos han sobrevivido, pero quedan con severos daños neurológicos, sin poder hablar o caminar, además de otros males. El virus que la provoca puede ser transmitido por cualquier mamífero, perros, gatos, mapaches, murciélagos, animal salvaje o doméstico. Aunque existan muchas formas de contagio, la más frecuente es por mordedura o contacto directo sobre mucosas o heridas en la piel con saliva de animal infectado. Desde la mordedura, el período de incubación dura alrededor de veinte días, pero puede ser tan rápido con cinco días o tan largo con más de trescientos sesenta y cinco.

Durante el período de incubación los síntomas pueden ser cansancio generalizado, dolor de cabeza, falta de apetito, náusea y vómito. A esta enfermedad también le llamamos hidrofobia, pues hasta en un 50% de los casos existe un horror al agua, también aversión a la luz, salivación extrema (como espuma en la boca), desorientación, crisis convulsivas, períodos de excitación e incluso pérdida del sentido hasta llegar a un estado de coma.

En términos generales, la rabia puede adoptar dos formas. La primera, que abarca un 30% de los casos, se llama rabia paralítica. En ésta los músculos se paralizan progresivamente, empezando por los más cercanos a la mordedura, hasta que el paciente fallece. El segundo tipo, que abarca al 70% de los casos, se trata de un cuadro de rabia furiosa, en la que todos los signos son de excitación.

Todos los síntomas los observamos claramente en José Elías Moreno, en la película que les mencioné al principio del texto. La verdad que la actuación es memorable, les dejo una muestra en el minuto 8:17.

[embedplusvideo height="350" width="450" editlink="http://bit.ly/1dnz7g1" standard="http://www.youtube.com/v/PYxLK4Wtp-4?fs=1&hd=1" vars="ytid=PYxLK4Wtp-4&width=450&height=680&start=&stop=&rs=w&hd=1&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=" id="ep1360" /]

Estas escenas eran "fuertes" para la década de los sesentas, no tan fácilmente eran pasadas en televisión. Volvamos al tema.

Inmediatamente después de que la persona ha sido mordida, hay varias medidas que deben tomarse. Lavar perfectamente la herida con agua y jabón o alguna solución de yodo y alcohol, por ejemplo. Esto para tratar de inutilizar al virus. Pero si se trata de una herida grande con bordes bien definidos, debe infiltrarse y además inyectarse directamente con una sustancia llamada gamaglobulina humana antirrábica.

Existe otra gran película mexicana llamada Seis Días para Morir, en la que el afectado con rabia es ni más ni menos que Germán Valdez "TinTan". El doctor que se encarga de atenderlo es José Elías Moreno. A continuación les muestro algunas dramáticas escenas en las que podemos ver cómo una persona afectada por la rabia puede simplemente perder el sentido.

[embedplusvideo height="350" width="450" editlink="http://bit.ly/1dnAgnX" standard="http://www.youtube.com/v/0X7B4qLLEIg?fs=1" vars="ytid=0X7B4qLLEIg&width=450&height=500&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=" id="ep4099" /]

La rabia es una de esas enfermedades en las que no se tiene una prueba diagnóstica específica. La mayoría de las veces, el diagnóstico se hace por el cuadro clínico, siendo necesario, en muchos casos, realizar los estudios post mortem al cerebro del afectado y así buscar los llamados cuerpos de Negro, que son inclusiones de células dentro del citoplasma de las neuronas y que está presente hasta en un 80% de los humanos infectados.

Los animales infectados siempre actúan con agresividad, como en el caso de los perros, quienes pueden morder ante la menor provocación. Algunos han sido llevados a la pantalla, como Cujo en la novela de Stephen King.

[embedplusvideo height="350" width="450" editlink="http://bit.ly/1dnCa89" standard="http://www.youtube.com/v/v0k21yeVMbM?fs=1" vars="ytid=v0k21yeVMbM&width=450&height=350&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=" id="ep9940" /]

Hoy día, gracias a la vacunación de animales y a la conciencia de dueños de mascotas, prácticamente no tenemos casos recientes de rabia. Los continentes en los que aún hay casos son África y Asia.

En los humanos la rabia es, sin duda, una enfermedad impresionante y mortal.

[embedplusvideo height="350" width="450" editlink="http://bit.ly/1dnCxzo" standard="http://www.youtube.com/v/6slBWFz61Tk?fs=1" vars="ytid=6slBWFz61Tk&width=450&height=350&start=&stop=&rs=w&hd=0&autoplay=0&react=1&chapters=&notes=" id="ep2779" /]