¿Para esto salvamos a Martha?

Seguramente esa es la idea que está rebotando en las cabezas de Batman, Superman y los ejecutivos de Warner, que seguramente no están nada contentos con todo lo que está pasando alrededor de sus próximas películas.

Primero ¿en dónde está The Flash? Después de un anuncio lleno de autoimportancia en octubre de 2014, en el que el estudio presentó una lista de películas a estrenar, la cinta del velocista escarlata sigue sin director o, de manera más específica, sin poder retener uno.

Las películas anunciadas fueron las siguientes:

  • Batman v Superman: Dawn of Justice, dirigida por Zack Snyder (2016)
  • Suicide Squad  dirigida por David Ayer (2016)
  • Wonder Woman, con Gal Gadot (2017)
  • Justice League Part One,” dirigida por Zack Snyder (2017)
  • The Flash, con Ezra Miller (2018)
  • Aquaman, con Jason Momoa (2018)
  • Shazam (2019)
  • Justice League Part Two, dirigida por Zack Snyder (2019)
  • Cyborg, con Ray Fisher (2020)
  • Green Lantern Corps (2020)

Las dos primeras fueron destrozadas por la crítica. Sí, las salas se llenaron, porque Batman siempre es un imán de taquilla, pero muchos de los espectadores salieron muy decepcionados. La mayoría ha repetido la siguiente frase: "la siguiente sí estará buena, ya verás".

Excepto que hasta ahora, no ha pasado.

Avancemos en el tiempo y, de pronto, empezamos a preguntarnos en dónde estaba la campaña de mercadotecnia de Wonder Woman, que está a semanas de su estreno mundial. Eso fue hace medio mes y si hacemos el paralelo con Suicide Squad, la cinta de Diana de Themyscira no tenía todos los clips, promocionales y acuerdos comerciales que sí tuvo la película anterior. De hecho, en este momento tampoco los tiene.

Y ahora, tenemos a Diane Lane. Madre de Superman. Tocaya de la mamá de Batman. Razón absoluta por la que se vuelven amigos Clark y Bruce. Martha. SALVA A MARTHA. Vamos, hasta los fans más acérrimos de BvS tienen que reconocer que esa parte del guión es la más débil de todas, en una historia en la que Superman cae dos veces en el truco de la kriptonita en aerosol. Bueno, esa Martha, participó en el siguiente diálogo en el programa Watch What Happens Live with Andy Cohen. Avancen al 1:39:

-Hola, Andy, soy Brooke de St. Louis

- Andy: Hola, Brooke de mi pueblo natal ¿Cuál es tu pregunta?

-Brooke: Tengo una pregunta para Diane

(...)

-Brooke: Diane, ¿nos puedes dar algunos spoilers de Justice League? Y ¿crees que Justice League será mejor que The Avengers?

-Andy: Oh, por Dios

-Diane Lane: No y no. Perdón por decepcionarte.

Esto es lo que ha estado reportando cada medio con audiencia mórbida: Diane Lane dice que The Avengers es mejor que Justice League. Y, siendo honestos, cuando vi el video no me parecía que escuchara bien la pregunta y esperaba que hoy lo aclarara: "hey, no pude oír correctamente lo que decían y lo que quise decir es que Los Vengadores no podría superar a La Liga de la Justicia". Sencillo ¿no? Es más, la actriz acerca su mano a la oreja. Todo estaba ahí.

Pero hasta lo más fácil puede echarse a perder. El sitio Comic Book Movie pidió una declaración a los representantes de Diane Lane, quienes dijeron:

"Diane meant "sorry to disappoint" in reference to revealing anything concerning "Justice League" that is not already out in the public, and, was declining to comment on a film (Avengers) that she has not seen. She is thrilled to continue her role as Martha Kent, and appreciates your excitement for "Justice League". Thank you for giving us the opportunity to clarify this."

Diane quiso decir "perdón por decepcionarte" refiriéndose a revelar cualquier cosa concerniente a "Justice League" que no se haya hecho pública y declinó comentar acerca de una película (Avengers) que no ha visto. Está emocionada por continuar interpretando a Martha Kent y aprecia la emoción por Justice League. Gracias por darnos la oportunidad de aclarlo.

Era la aclaración más simple del mundo. Tenían un trabajo.

Evidentemente, esto huele a control de daños por parte de Warner, que enfrenta otro desastre potencial del que podría no recuperarse. La película de Justice League es, en efecto, el equivalente a The Avengers, no solo en términos de sus paralelismos, sino en expectativas. Para muchos, el punto de entrada al Universo Cinematográfico de Marvel fue ese, además de que aseguró el regreso de millones de espectadores. Justice League tendría que hacer lo mismo, pero si los propios actores comienzan a dudar ¿qué pueden esperar los fans?

Otro de los desastres en ciernes es que Ben Affleck cuelgue la capa y deje el papel de Batman, algo de lo que se viene hablando desde la salida de aquel video del que Warner no quiere acordarse. Algo que no ayudó en nada: el actor dejó la silla del director en The Batman, una película que prometía ser la historia definitiva, al punto que Affleck declaró en diversas ocasiones que lo que importaba eran el guión y los personajes.

Obviamente, los ejecutivos del estudio opinan distinto: lo que importa es el muñequito de la Cajita Feliz. Y vamos, claro que es importante vender la camiseta, la figura de acción, el refresco con el logo. Pero eso no quiere decir que no sea posible hacer una película bien escrita y fiel al personaje y además, entretenida. No por nada llevamos 78 años de historias y no parece que vaya a detenerse pronto. Hay que confiar en la marca.

Sin embargo, el ojo vigilante de Zack Snyder sigue por ahí, a pesar de que en teoría, tiene menos influencia después de que Geoff Johns fue nombrado Gran Enchilada y Jefe Absoluto de DC Entertainment. Snyder es muy bueno para la cuestión visual, pero sus gustos en cómics y guiones dejan mucho que desear. Y se los decimos para que se preparen para ver a Henry Cavill con un mullet noventerísimo, porque uno de los títulos favoritos del director es La Muerte y el Regreso de Superman. Si Zack no reconoce que las historias no son su fuerte e insiste en presentar "su visión" del universo DC, el Doctor Manhattan, Constantine y quien ustedes quieran, no serán suficientes para salvar las franquicias. Bueno, ni gritar "SALVA A MARTHA" los podrá ayudar.

Y si están consolándose con "no puede ponerse peor", solo les recuerdo que ahora Joker tiene un grill, tatuajes en la cara y ronronea como gato.