Cuatro cosas buenas y cuatro cosas malas de Wonder Woman (Spoilers)

Atención Esta entrada contiene spoilers de Wonder Woman. SPOILERS a granel. S to the P, to the O, to the I, to the L, to the E R S. Advertidos han sido.

En general, nos gustó mucho Wonder Woman (la reseña mórbida está aquí), pero siempre hay espacio para mejorar. Estas son las cuatro cosas que más nos gustaron y las que no nos gustaron de la película más reciente de Warner-DC.

LO BUENO

 

Es una historia por si misma

Miren, nos gustan mucho los universos expandidos, pero a veces se nota que el estudio está más preocupado por enlazar una película con otra que por la trama de la cinta en si. Aunque tiene sus problemas (como toda historia), Wonder Woman se puede ver sin tener el antecedente de Batman v Superman.

 

Los homenajes

Hay dos que nos gustaron bastante: cuando Diana y Steve entran en un callejón porque los están siguiendo, los espías alemanes les disparan, la Mujer Maravilla desvía las balas y una de ellas cae en las manos de Steve. La escena es muy similar a la de Superman (1978), cuando Lois y Clark son asaltados en un callejón.

El otro homenaje tiene que ver con Justice League: Origin, el replanteamiento del nacimiento de la Liga de la Justicia durante el evento The New 52, mismo que aparentemente es la base del universo expandido de DC en el cine. En la historia, escrita por Geoff Johns (presidente de DC Entertainment, por cierto), Diana descubre por vez primera el helado. La escena se repite en Justice League: War, la adaptación animada de Origin.

 

No hay sobreexplotación de la mitología

No hay Cheeta, no hay avión invisible, no hay parademons, logos o Lex Luthor. De acuerdo, hay un 1% de Batman en la película, pero ni siquiera aparece a cuadro. Eso le da espacio a la historia para funcionar sin tener que meter referencias con calzador. Te estamos viendo a ti, BvS.

 
El color

Aunque en el tercer acto la película se va hacia las tinieblas (hey, así no hay que pulir tanto los efectos visuales), la mayoría de la película tiene color, COLOR. Aunque parezca que no es necesaria una paleta tan rica, la verdad es que extrañábamos que los superhéroes se vieran como tales y no como las versiones emo-dark-New 52.

 

LO MALO

 

El primer acto está apresurado

La película comienza como muchas otras: vemos la niñez de Diana, un paso rápido por su adolescencia y de pronto, ya estamos con Gal Gadot. Eso no es lo malo, sino que en ese momento pisan el acelerador y exactamente el mismo día en el que puede superar la fuerza de Antiope, llega Steve Trevor y unas horas después, ya está en camino a la guerra.

 
El cliché de "no puedo darle esta información para que esté preparada"

Cada vez que Antiope le sugiere a Hipólita que le diga a Diana que es hija de Zeus, que Ares está en la Tierra y que ella es la matadioses (porque solo un dios puede matar a otro), la reina de las amazonas se niega a hacerlo. Porque estar preparado nunca es opción.

 
Desaprovechar actores

Ewen Bremner aparece por unos minutos y jamás dispara una bala. De acuerdo, está atormentado por las muertes que provoca, pero está en plena guerra. Llega el momento en el que te preguntas qué está haciendo el personaje de Charlie en la película.

Lucy Davis tiene una participación mínima. Todo lo que viste en los tráilers, es prácticamente lo que aparece en la película.

Lo peor es lo que pasa con Robin Wright, quien patea traseros como Antiope... pero solo por un par de minutos. Necesitamos que algún dios la reviva.

 
El enfrentamiento final

De noche... otra vez. Ares es uno de los enemigos más grandes de Wonder Woman en los comics, pero aquí lo reducen a un señor con un bigote chistoso... que tiene los poderes de Zeus. Incluso cuando Ares crece a su forma real, el bigote permanece. Y es un poco anticlimático, en su mayor parte. Solo el último momento lo mejora.