Estamos en 1899. La industrialización de Italia avanza a pasos agigantados y nace una compañía que definitivamente es clave en este proceso; la Società Anonima Fabbrica Italiana di Automobili Torino. Nosotros la conocemos como FIAT.

La historia de FIAT está obviamente anclada en Italia. Es, de alguna manera, parte de la identidad del país. Desde su fundación, cuando producían la sorprendente cantidad de 24 autos al año, se establecieron como parte de la escena italiana.

En poco tiempo, FIAT comenzó a fabricar otro tipo de vehículos. Autobuses, camiones y tranvías se volvieron parte del catálogo de la empresa que, siete años después de su creación, exportaba gran parte de sus creaciones. Además de los transportes, FIAT también comenzó a fabricar motores para embarcaciones y aviones.

Con el pasar de los años, la firma se volvió en el nombre habitual en las pistas de carreras, en los hogares y hasta en la aeronáutica. Cada año, por más de un siglo, FIAT presenta innovaciones tecnológicas que siguen impulsando la evolución del mundo automotriz. Y, a pesar de que ahora es una compañía trasnacional, las líneas de diseño de sus autos nos confirman que su alma sigue siendo decididamente italiana.

Ese sabor italiano es el que siempre nos regresa a Suspiria (1977). La obra maestra de Dario Argento, que proyectamos durante el Mórbido Fest 2017, es uno de esos extraños parteaguas que pudieron presenciar nuestros padres y nosotros ahora lo podemos revivir en extraordinaria calidad 4K.

La película, a diferencia de muchas de las que podemos ver en la actualidad, no era una cinta “segura”. Es decir, quienes la ven por vez primera no están convencidos de qué es lo que sucederá con la historia. No es predecible y tampoco es una más, que se nos enredará en entre los recuerdos, como muchas otras. No, cuando ves Suspiria, sabes que la recordarás para siempre.

La historia de Suzy Bannion tiene la suficiente locura como para funcionar ante la audiencia, pero en este caso, el guión está apoyado de manera excepcional por la fotografía de Luciano Tovoli y las actuaciones de Jessica Harper, Stefania Casini, Joan Bennett, Flavio Bucci y Miguel Bosé. Suspiria es bella de una manera mórbida, pero no deja de ser una historia tenebrosa, llena de encuadres dramáticos que son irrepetibles. Junto a FIAT, Suspiria es un clásico italiano.

Por supuesto, era inevitable que FIAT y Suspiria tuvieran una suerte de encuentro, cuando Dario Argento dirigió el spot para televisión del Croma, 10 años después del estreno de la cinta.