Las precuelas de la saga de Harry Potter nos muestran la vida de varios de los personajes famosos de ese universo. Esta vez, es hora de regresar al mundo mágico.

En la primera parte, Newt Scamander intentaba llevar a Frank, un thunderbird que había rescatado de Egipto, a Arizona. Al llegar a Nueva York, pierde varios de los animales fantásticos que transporta en su maleta y además, se tropieza con una conspiración y encuentra nuevos amigos.

La secuela regresa a Newt a la acción, aunque esta vez es convocado por Albus Percival Wulfric Brian Dumbledore, uno de sus profesores en Hogwarts y, claro, el futuro director de la escuela, para detener a Gellert Grindelwald, que ha escapado de las manos de MACUSA y su plan para poner a los magos de sangre pura al frente de todo. Jacob Kowalski (Dan Flogler) parece estar libre del hechizo para perder la memoria que había borrado las aventuras que tuvo con Newt y habrá nuevas locaciones, incluyendo el regreso a Hogwarts.

El elenco está conformado por: Eddie Redmayne, Katherine Waterston, Dan Fogler, Alison Sudol, Ezra Miller, Johnny Depp, Jude Law, Zoë Kravitz, Callum Turner y Claudia Kim. La secuela es dirigida por David Yates y se estrena el 16 de noviembre de 2018.

Al final de la primera película, Gellert Grindelwald –el poderoso mago de las artes oscuras– fue capturado por MACUSA (Congreso de Magia de los Estados Unidos de América, por sus siglas en inglés), con la ayuda de Newt Scamander. Pero, haciendo efectiva su amenaza, Grindelwald escapa y ha conjuntado a un séquito de seguidores, quienes no sospechan de su verdadero objetivo: hacer que magos de sangre pura escalen al poder para gobernar a todos los seres sin magia.

En un esfuerzo por frustrar los planes de Grindelwald, Albus Dumbledore (Law) recluta a su exalumno Newt Scamander, quien está de acuerdo en colaborar sin tomar en cuenta el peligro que eso significa.
Los lazos de amor y amistad entre los amigos más cercanos y las familias más unidas se ponen a prueba en un mundo mágico cada vez más dividido.