Billie Lourd, la hija de Carrie Fisher, se está convirtiendo en una de las actrices recurrentes de las series de Ryan Murphy, ya que se integrará al elenco de la nueva temporada de American Horror Story.

Lourd destacó en Scream Queens, serie de Murphy en la que todos los clichés y reglas de las final girls se rompían, además de inyectar una buena dosis de humor negro al género del horror. Después de la cancelación de la serie, se unió a la séptima temporada de American Horror Story, en la que interpretó a Winter Anderson, hermana de Kai (Evan Peters).

La temporada anterior, que tuvo el subtítulo Culto, estuvo bastante anclada en la realidad del momento político de Estados Unidos en el que Donald Trump fue electo. Según Murphy, la siguiente, Radioactive, será mucho más cercana a Coven Asylum y sucederá 18 meses después de las elecciones.