La última película basada en Tomb Raider se estrenó en 2003 y, desde entonces, la historia dentro de los videojuegos ha sufrido varios cambios. Uno de los principales, es que en lugar de tener a una cazadora de tesoros experimentada, la trama ahora gira en torno de los primeros años como robadora de tumbas de Lara Croft.

A pesar de que el rumor más fuerte era que Daisy Ridley (Rey en The Force Awakens) tomaría el papel, hoy se confirmó que Alicia Vikander (Ex Machina), será la nueva arqueóloga. El reboot de la franquicia estará a cargo de MGM y Warner Bros. y la nueva cinta, que todavía no tiene fecha de estreno, será dirigida por Roar Uthaug (Fritt Vilt).

Vía The Hollywood Reporter